¿Quiénes confían en los medios de comunicación en México?

La confianza en los medios de comunicación ha caído en los últimos ocho años de manera gradual pero constante. Lo anterior se observa al analizar los datos de las encuestas realizadas por el Barómetro de las Américas, levantadas por el Proyecto de Opinión Pública de América Latina (LAPOP por sus siglas en inglés), ubicado en la Universidad de Vanderbilt, en los Estados Unidos.  Desde 2004 el Barómetro de las Américas ha levantado una serie de encuestas bianuales entre la población mexicana, representativas a nivel nacional y estatificadas por regiones geográficas y segmentos urbano – rural, donde se ha entrevistado a 1,500 ciudadanos en promedio. Los detalles metodológicos y el acceso gratuito a las bases de datos completas se encuentran en www.vanderbilt.edu/lapop, donde no sólo se cuenta con datos para México, sino para otras 25 naciones del continente americano. Todas las muestras para el caso mexicano se levantaron en el primer trimestre del año respectivo, y la encuesta de 2012 en particular, se levantó entre el 25 de enero y el 19 de febrero de ese año.

La comparación a través de los años muestra que los ciudadanos mexicanos reportaron una menor confianza en los medios de comunicación en 2012 en comparación con 2004, según se desprende de las respuestas a la pregunta “Usando una escala del 1 al 7, donde 1 significa nada y el 7 significa mucho, ¿hasta qué punto tiene usted confianza en los medios de comunicación?” (Pregunta b37). Con objeto de facilitar la interpretación de los datos se recodificó la escala original para quedar del 0 al 100. Aunque la pregunta que resulta comparable en los cinco levantamientos no distingue entre tipos de medios, como son televisión, radio, periódicos, o en años recientes el internet, sí permite ofrecer un panorama general sobre la confianza de los ciudadanos en los medios de comunicación.

La comparación entre los años se presenta en la gráfica 1, donde las áreas grises que se observan al final de cada barra representan los intervalos de confianza, es decir, incluye el valor máximo, promedio y mínimo derivado de la estimación de la encuesta. Una de las funciones de dichas áreas grises es dar a conocer si existen diferencias estadísticas. Como se observa en la gráfica 1, la confianza promedio en los medios de comunicación en 2004 fue de 66 puntos en una escala del 0 al 100, mientras que en 2006 fue de 67.2 puntos. Ahora bien, destaca que las áreas grises al final de las barras que representan 2004 y 2006 se traslapan, por lo que en realidad la diferencia entre años no es significativa. Lo opuesto ocurre si se compara 2004 con 2012, donde las áreas grises, también llamados intervalos de confianza, en efecto no se traslapan. Por ello se puede concluir que los casi siete puntos de diferencia entre 2004 y 2012 sí evidencian una reducción en la confianza en los medios de comunicación entre los ciudadanos mexicanos.

 

En los tiempos recientes mucho se ha hablado sobre el impacto del internet y de las redes sociales en la forma que nos comunicamos y comentamos la vida familiar, cultural, deportiva, o los eventos internacionales. En este sentido es plausible pensar que los ciudadanos también pueden allegarse de información a través de las redes sociales y ello probablemente tenga un impacto en sus actitudes hacia las instituciones y la política en general. Respecto a la confianza en los medios de comunicación también se puede suponer que el acceso a internet y el uso de redes sociales disminuyen dicha confianza, al ser tanto internet como redes sociales, canales de información más rápidos, y quizá menos atados a una línea editorial específica.

Como se muestra en la gráfica 2, quienes usan internet con mayor frecuencia, es decir, todos los días o algunas veces a la semana parecen confiar menos en los medios, en comparación con aquellos que nunca lo utilizan. Debe decirse sin embargo, que las áreas grises al final de las barras parecieran traslaparse. Por otro lado, al analizar si los entrevistados leyeron o compartieron información política en redes sociales, la diferencia es mucho más clara, aquellos quienes sí se informaron de política a través de redes sociales son quienes menos confían en los medios de comunicación.

Gráfica 2. Uso de internet y redes sociales en la confianza en medios de comunicación en México, 2012

Otro de los factores más estudiados al analizar actitudes políticas de los ciudadanos es el contexto geográfico del entrevistado, donde la región del país y el tamaño de la localidad juegan un papel relevante. En particular, quienes viven en la región centro, que agrupa al DF y estados circunvecinos, confían menos en los medios de comunicación en comparación con quienes viven en el norte o en el sur del país. De hecho, el centro es la región que menor confianza reporta. Al analizar a los encuestados según el tamaño de la localidad en la que viven, se observa que vivir en la ciudad capital reduce la confianza en los medios, quizá debido a que los ciudadanos urbanos cuentan con mayores oportunidades de información y tal vez mayor acceso a educación.

Gráfica 3. Regiones y localidades en la confianza en medios de comunicación en México, 2012

Otro de los factores importantes es la asociación entre consumo de noticias y confianza en los medios. Sin pretender discutir si consumo causa confianza o si la relación es a la inversa, esto es, que confianza cause consumo, lo que sí es plausible suponer es que existe una asociación entre ambas mediciones, es decir, un mayor consumo de noticas se asocia con una mayor confianza en los medios. Como se observa en la gráfica 4, quienes consumen noticias todos los días o varios días a la semana confían más en los medios que quienes escasamente consumen noticias.

Gráfica 4. Consumo de noticias y evaluación de la democracia en la confianza en medios de comunicación en México, 2012.

Asimismo, con objeto de evaluar si existe una asociación entre satisfacción democrática y confianza en los medios, se presenta en la misma gráfica 4 la asociación entre ambas mediciones. En particular, se muestran las percepciones de los ciudadanos sobre qué tan democrático consideran a México y la confianza en los medios de comunicación. Se espera que quienes consideran al país como poco o nada democrático sean quienes confíen menos en los medios de comunicación, debido a que aún después de la transición a nivel nacional, se continuaba percibiendo un cierto dejo de oficialismo en diversos medios nacionales y en varios medios a nivel estatal, lo que permitiría a un segmento de ciudadanos vincular dicho oficialismo con un menor nivel de democracia. Debe agregarse además, que es un debate que ya ha trascendido desde hace tiempo los círculos académicos y que actualmente se desarrolla de manera abierta entre analistas, políticos y ciudadanos. Un ejemplo reciente es el movimiento de estudiantes #yosoy132. Como se observa en la gráfica 4, en efecto, quienes consideran al país como poco o nada democrático son quienes menos confían en los medios.

Finalmente, para conocer si los mecanismos de anclaje social tienen un efecto en la confianza en los medios de comunicación, la gráfica 5 presenta la asociación entre dos mediciones de religiosidad y confianza en los medios: una es asistencia a servicios religiosos y la otra es importancia de la religión en la vida del entrevistado. Generalmente se supone que los mecanismos de anclaje social aumentan el apoyo a las instituciones y organismos más visibles de la sociedad. En este sentido, la asistencia semanal a la iglesia se asocia con una mayor confianza en los medios de comunicación en comparación con cualquiera de las tres categorías restantes, las cuales no presentan diferencias entre sí. Esto sugiere que el mecanismo de anclaje social opera sobre bases de frecuencia, es decir, sobre la asistencia semanal. Por último, la importancia de la religión también presenta un comportamiento similar. Aunque dicha medición refleja un componente más personal que social en términos de religiosidad, debe decirse que quienes reportan que la religión les parece muy o algo importante en sus vidas, también son quienes más confían en los medios de comunicación, en comparación con quienes reportan una escasa o nula importancia de la religión en su vida, por lo que puede decirse que el impacto de la importancia de la religión presenta una tendencia similar a la asistencia a la iglesia.

Gráfica 5. Asistencia a la iglesia e importancia de la religión en la confianza en medios de comunicación en México, 2012.

De manera preliminar se puede concluir con un perfil de ciudadanos que confían más en los medios de comunicación en México. Se trata de aquellos ciudadanos quienes no cuentan con acceso o no usan internet, quienes no tienen acceso o no emplean redes sociales para informarse sobre política, quienes no viven en el centro del país, quienes residen en localidades rurales, quienes consumen noticias, perciben al país como democrático y son religiosos, pues les importa mucho su religión y acuden semanalmente al servicio de su culto respectivo. Este perfil pareciera asemejarse hasta cierto punto a un electorado tradicionalista, aunque dicha suposición merece una mayor exploración empírica.

El perfil opuesto, es decir, aquél que confía menos en los medios, se compondría de aquellos ciudadanos quienes usan frecuentemente el internet y particularmente las redes sociales para informarse sobre política, quienes viven en el centro de país, son residentes urbanos, quienes escasamente consumen noticias por medios tradicionales, quienes no perciben al país como democrático y aquellos que no son religiosos. Este perfil pareciera asemejarse hasta cierto punto a un electorado alejado de lo tradicional, aunque como en el caso anterior, dicha suposición también merecería una mayor exploración empírica.

También debe decirse que al analizar género, edad, educación, ingreso personal o riqueza familiar, no se encontraron variaciones tan claras como las ya mostradas, aunque algunas diferencias respecto a confianza en medios sí se capturaba al analizar a las amas de casa y a la población de piel blanca, en relación con la mestiza (de acuerdo con la paleta de colores que llevaba el entrevistador para codificar), donde las amas de casa y los entrevistados de piel blanca reportaban una confianza mayor en los medios, a diferencia de las mujeres que trabajan y la población mestiza.

Toda esta evidencia preliminar permite sugerir que la confianza en los medios de comunicación en México, al menos en 2012, parecía seguir cierta división en el electorado que guarda algunas de las semejanzas con la división que se observó entre electores del PRI y del PRD, excepto por la edad y el nivel educativo, quizá debido a que la encuesta se levantó antes de marzo de 2012, meses antes de la irrupción del movimiento estudiantil que hasta cierto punto delineó una parte de la división electoral en ese año.

En síntesis, el análisis derivado de las encuestas levantadas por el Barómetro de las Américas en México revela que la confianza en los medios ha caído en los últimos ocho años. Sin embargo, la confianza en los medios para 2012 se mantuvo alta gracias a un segmento de la población que carecía de acceso a internet, vivía en localidades rurales y era muy religioso, aunque también se manifestaba satisfecho con la democracia mexicana. Tanto este perfil de ciudadanos, como su opuesto, sin duda merecen un mayor estudio tanto teórico como empírico, pero al menos la evidencia preliminar sugiere que la confianza en los medios de comunicación en México pareciera empezar a seguir un patrón de ciudadanos más apegados al tradicionalismo. Habrá que ver si esto se observa en otras mediciones de 2012 y por supuesto, si esto se continúa observando en el futuro cercano.

About Alejandro Diaz Dominguez

Professor, School of Government at Tecnológico de Monterrey. PhD in Political Science at Vanderbilt University. [religion and politics, R, surveys, electoral management bodies] Twitter: @alejdiazd https://orcid.org/0000-0002-3856-5686 View all posts by Alejandro Diaz Dominguez

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: