Salarios, capacitación, y número de policías en México: ¿parte del problema?

En México para 2009 existían 423 mil policías como se aprecia en la Tabla 1, de los cuales 9 por ciento eran federales, 53 por ciento estatales y 38 por ciento eran municipales (Moloeznik 2010, su artículo aquí http://www.redalyc.org/pdf/2433/243316493015.pdf).

poli1

En este breve texto se describirá la información disponible sobre salarios y número de policías en México, además de mencionar brevemente el entrenamiento que reciben. El autor, sin ser especialista en estos temas simplemente se dedicó a compilar la escasa información sistemática que resulta accesible al público en general. Ninguna de las fuentes utilizadas es de carácter restringido ni se obtuvo de fuentes privilegiadas, sino las disponibles en línea y de acuerdo con los estándares de transparencia policial aplicables en México (el texto de transparencia policial del IFAI aquí http://inicio.ifai.org.mx/Publicaciones/Manual_Trasparencia_Policial6.pdf).

Para 2009, alrededor de 1,100 municipios contaban con 20 o menos policías, alrededor de 530 municipios entre 21 y 50 policías, mientras que 210 municipios entre 51y 100 policías, y casi 250 municipios con más de 100 policías (Moloeznik 2010). Adicionalmente debe decirse que no todos los municipios contaban con cuerpo de policía, alrededor del 18 por ciento.

En términos de educación, si fueran 100 los policías federales en México, para 2008 uno carecería de estudios, 64 tendrían secundaria o menos, 27 contarían con bachillerato incompleto o completo y 8 policías contarían con estudios universitarios. Estos eran los datos sobre educación para policías federales en 2008 publicados y divulgados en 2009 y 2010 (como se refleja en este reporte de Olivares en 2010 http://library.fes.de/pdf-files/bueros/mexiko/08125.pdf).

Howard Campbell en su libro “Drug War Zone” publicado en 2009 (la reseña va aquí http://utpress.utexas.edu/index.php/books/camdru y la discusión del libro aquí http://www.c-spanvideo.org/program/290223-2) señalaba que el policía que entrevistó en Ciudad Juárez a finales de los años ochenta había recibido seis meses de capacitación (ver página 203). Casi veinte años más tarde, en términos de entrenamiento, los policías mexicanos en 2008, considerando los datos de todos los estados, recibían en promedio, 160 días de entrenamiento, es decir, un poco más de 5 meses de capacitación (solicitud de información folio 2210300012408 entregada a Inseguridad y Democracia, http://insyde.org.mx/).

En términos de salarios, durante 2010 un policía estatal ganó entre 3,618 pesos mensuales en Tamaulipas y 18,173 pesos en Aguascalientes, mientras que un policía municipal ganó al mes, también en 2010, entre 5,258 pesos en Tapachula y 13,482 pesos en Nuevo Laredo (http://www.secretariadoejecutivo.gob.mx/work/models/SecretariadoEjecutivo/Resource/347/1/images/Salarios_de_Policias_2010_y_2011_210911.pdf). Y desde luego estos datos hicieron eco en diversas organizaciones (http://insyde.org.mx/portfolio/la-desigualdad-salarial-entre-policias-es-radical-snsp/).

Respecto al equipamiento, el justiciabarómetro, un proyecto de encuestas a policías en Ciudad Juárez que entrevistó al 75 por ciento de los 3,100 policías municipales de aquella ciudad en junio de 2010, encontró que un cuarto de los policías no recibían armas de su corporación, 30 por ciento no recibían chaleco antibalas, y un tercio no recibían municiones (aquí las tablas cruzadas http://justiceinmexico.files.wordpress.com/2011/09/jbcj-crosstabulation.pdf y aquí la base de datos de esta encuesta http://justiceinmexico.org/data-portal/justiciabarometro-data/).

En un contexto donde el número, la educación, el entrenamiento, los salarios y el equipamiento de los policías parecen precarios, también debe decirse que en los dos últimos sexenios, por parte de las fuerzas del gobierno, la gran mayoría de los caídos en enfrentamientos contra el crimen organizado pertenecían a las policías municipales, según los propios datos oficiales, como se observa en la Tabla 2.

poli2

En conclusión, pareciera que el problema de las corporaciones y los policías en México es mucho más complejo que sólo volver a confiar o seguir desconfiando de su actuación, o pagarles un poco más, o pensar que con ése o con cualquier otro salario serían tanto o más susceptibles de corromperse o …  En fin, el tema es complejo y controvertido, lo único que se ha hecho en esta entrada es describir los escasos datos sistemáticos disponibles al público en general.

About Alejandro Diaz Dominguez

Professor, School of Government at Tecnológico de Monterrey. PhD in Political Science at Vanderbilt University. [religion and politics, R, surveys, electoral management bodies] Twitter: @alejdiazd https://orcid.org/0000-0002-3856-5686 View all posts by Alejandro Diaz Dominguez

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: