¿Quiénes favorecen la legalización de la mariguana en la ciudad de México?

A raíz de la propuesta para modificar la regulación sobre clasificación y cultivo de la mariguana, la cual se ha estado discutiendo en semanas recientes en la Ciudad de México, resulta pertinente explorar el perfil demográfico de los ciudadanos que apoyan su legalización, particularmente en género, educación, edad, ingreso y frecuencia de acceso a internet.

Desde hace algunos años han existido diversas propuestas para legalizar consumo y cultivo de mariguana, pero la última presentada en la Asamblea Legislativa del DF y en el Senado (su infografía aquí https://twitter.com/BuenMadrazo/status/436522201781530625/photo/1) ha resultado de especial interés.

Las reacciones a favor y en contra por parte de las élites intelectuales e incluso religiosas no se han hecho esperar. Una crítica respecto a posible dilemas de claridad aquí (http://www.animalpolitico.com/blogueros-plata-o-plomo/2014/02/19/manual-para-legalizar-la-mariguana/#axzz2tcGyTPVm).  Por su parte, la Arquidiócesis de México a través de su vocero ha expresado su enfático rechazo, pues considera que la iniciativa “tolera y promueve una sociedad adicta” (baste decir que el pasado 2 de febrero el semanario católico Desde la Fe tituló su editorial sobre este tema como “Ciudad Pacheca”). Adicionalmente, la propia iglesia señaló que la iniciativa le resulta poco clara, “pues por un lado se dice se acotaría al uso médico y, por otro, que podría tolerarse el cultivo de plantas para uso personal” (http://www.siame.mx/apps/info/p/?a=11553&z=32). Más allá de las consideraciones a favor y en contra, conviene detenernos a explorar qué dice la opinión pública al respecto.

Diferentes casas encuestadoras han hallado que el porcentaje de ciudadanos que favorece la legalización de la mariguana está entre un quinto y un cuarto de la población, como se muestra en estos estudios realizados por Parametría en agosto de 2013 (http://www.parametria.com.mx/carta_parametrica.php?cp=4572), donde los jóvenes destacan por su alto nivel de aprobación en comparación con los adultos.

Por su parte, el periódico Reforma en febrero de este año mostró que un cuarto de los habitantes de la ciudad de México está de acuerdo en que se permitan las tiendas de mariguana en el DF (http://gruporeforma-blogs.com/encuestas/wp-content/uploads/2014/02/Mariguana1.png). Desde agosto de 2013 Reforma también encontró que alrededor de un cuarto de los capitalinos son quienes aprueban la distribución, venta y consumo de mariguana (http://gruporeforma-blogs.com/encuestas/wp-content/uploads/2013/08/legalizacion.png).

Aunque sólo 25 por ciento aprueba la legalización de la mariguana “en general”, cuando se pregunta por la legalización para usos medicinales, la aprobación llega a los dos tercios, sea en el DF o sea a nivel nacional, según halló Parametría en agosto de 2013. Todo lo anterior sugiere que para los ciudadanos pareciera existir una diferencia entre la legalización de la mariguana “en general” y su legalización para usos medicinales.

En este debate resulta pertinente explorar el perfil de los ciudadanos que apoyan su legalización, con base en una encuesta relativamente reciente levantada en la Ciudad de México, en noviembre de 2013 por la empresa Varela y Asociados, que gentilmente accedió a facilitarme las tablas cruzadas necesarias para escribir este breve texto. La encuesta utilizada fue levantada en vivienda y se realizaron 600 entrevistas (http://www.varelayasociados.com.mx/).

Según la encuesta de Varela y Asociados, 24 por ciento de los capitalinos aprueba la legalización de la mariguana, mientras que 66 por ciento aprueba su legalización para usos medicinales. Para contrastar, agregué otra medición, si los entrevistados aprobarían la legalización de cocaína. Quienes favorecen dicha medida son el 7 por ciento.

En términos de género, llama la atención que entre los hombres, 30 por ciento aprueba la legalización de la mariguana “en general” y 72 por ciento su uso para propósitos medicinales. Entre las mujeres los porcentajes de aprobación son menores, 17 por ciento “en general” y 60 por ciento para fines medicinales. Asimismo destaca que no existe diferencia respecto a la cocaína, 7 por ciento en ambos grupos aprobarían su legalización.

Como se podría esperar, una mayor educación puede estar asociada con una mayor liberalización, como se observa en la gráfica 1. Quienes sólo cuentan con educación primaria aprueban menos la legalización en comparación con quienes pudieron acceder a la universidad. Esto se refleja en las tres mediciones sobre legalización: mariguana “en general”, donde la diferencia entre primaria y universidad es de 26 puntos; para uso medicinal, donde la diferencia es de 15 puntos; y cocaína, donde la diferencia es de 8 puntos.

Gráfica 1

marieduca

Como ya se adelantaba, los jóvenes son el grupo más afín a la legalización, mientras que los adultos mayores son quienes menos la favorecen, como se muestra en la gráfica 2. Las diferencias nuevamente son notables, de 23 puntos para mariguana “en general”, de 20 puntos para usos medicinales y de 5 puntos en cocaína.

Gráfica 2

mariage

El ingreso resulta otro indicador demográfico que presenta notables diferencias en el tema, como se aprecia en la gráfica 3. Los ciudadanos de menores ingresos (1,600 pesos al mes) son quienes menos favorecen la legalización, mientras que aquellos que ganan diez veces más (16,001 pesos en adelante) son quienes decididamente apoyan estas medidas. La diferencia entre los de menos recursos y los de mayores ingresos es de 36 puntos respecto a legalización “en general”, de 15 puntos para usos medicinales y de 9 puntos respecto a cocaína.

Gráfica 3

mariincome

Por último, el acceso a internet también parece jugar un papel en este tema, pues como se sabe, el acceso frecuente a internet está asociado con una menor edad y mayores niveles de ingreso y escolaridad. Lo relativamente novedoso es que pareciera existir una diferencia importante entre quienes usan el internet diariamente y quienes lo usan con menor frecuencia. En la gráfica 4 se muestra que quienes acceden diariamente a internet son quienes más favorecen la legalización. Las diferencias entre usar internet todos los días y nunca usarlo son muy parecidas a las halladas en educación.

Gráfica 4

mariweb

En conclusión, pareciera que el perfil de los capitalinos que apoyan la legalización de la mariguana “en general”, de la mariguana para usos medicinales, y de la cocaína resulta claro. Se trata de hombres, de los más educados, esencialmente con estudios universitarios; de los jóvenes, es decir, los menores a 30 años, de quienes cuentan con mayores recursos y de quienes acceden diariamente a internet. Este es el perfil de quienes más simpatizan con la legalización. Por supuesto, habría que explorar si este perfil, que parece razonable en la ciudad de México, se repite en otras entidades, o si se replica a nivel nacional. Asimismo, queda por explorar si existen algunos otros rasgos demográficos que ayuden a seguir definiendo el perfil de los ciudadanos que apoyan la legalización de las drogas aquí analizadas.

About Alejandro Diaz Dominguez

Professor, School of Government at Tecnológico de Monterrey. PhD in Political Science at Vanderbilt University. [religion and politics, R, surveys, electoral management bodies] Twitter: @alejdiazd https://orcid.org/0000-0002-3856-5686 View all posts by Alejandro Diaz Dominguez

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: