Una canonización polémica… pero ¿sólo por aspectos de fe?

Para el caso mexicano, pareciera que Juan Pablo II fue un papa muy popular, pues sus niveles de aprobación sobrepasaron el 85%: junio 2003, 95% (Católicas por el derecho a decidir); abril 2005, 87% (IPSOS); febrero 2013, 91% (Reforma); y julio 2013, 93% (Reforma). Debe decirse, para comparar, que en el caso de los católicos de los EUA, el 91%, 93% y 93% expresaron opiniones favorables sobre JP II en 1987, 1990 y 1996, respectivamente.

Dicha popularidad para el caso mexicano, pudiera explicarse, en parte, porque México a nivel nacional es mayoritariamente católico (82% según el censo de 2010); alrededor de la mitad de los católicos acude semanalmente a misa (45% según LAPOP 2012); y porque JP II realizó cinco visitas a México, sumando 25 días de estancia, bajo la administración de 4 presidentes, 3 pertenecientes al PRI y 1 del PAN (JLP, CSG -2 veces-, EZLP, VFQ), como se muestra en la tabla 1.

Image
Tabla 1

Uno de los cuestionamientos a su canonización fue su omisión respecto a los más diversos casos de abuso sexual (fuera dando parte a las autoridades civiles o fuera cerrando procesos de investigación y sanción dentro de la propia iglesia). En nuestro país el caso de Maciel ha sido de los más sonados, pero desafortunadamente no el único. Sin embargo, pareciera que, como en el caso de los altos líderes políticos, el porcentaje de opiniones favorables sobre él y su papado entre los mexicanos no parecieron caer, sino que dichas opiniones favorables se redujeron pero para “mandos medios y superiores”, no para el líder. Esta hipótesis parece plausible cuando se exploran los datos disponibles sobre opiniones favorables en tres niveles, sacerdotes en general, un mismo cardenal y un mismo papa, como se muestra en la gráfica 1.

Image
Gráfica 1

En la gráfica 1 destaca una tendencia negativa en las opiniones favorables sobre sacerdotes y un mismo cardenal cuando se les compara con la opinión sobre JP II. Aunque la serie de datos disponibles para sacerdotes no va más allá de 2010, se observa una caída de alrededor de 20 puntos en las opiniones favorables sobre sacerdotes en general entre 2002 y 2010. Una tendencia similar se observa para el Cardenal Norberto Rivera, con una caída mucho más abrupta a mediados de 2007. En resumen, la aprobación del papa JP II no pareció verse afectada entre los mexicanos.

Sin embargo, a finales de 2013, la canonización se veía importante pero parecía no generar expectativas tan abundantes. Reforma preguntó “una vez que sea santificado ¿usted será devoto del santo Juan Pablo II?” A lo que el 58% de los encuestados respondió que no, mientras que el 38% dijo que sí, en tanto el 4% no respondió la pregunta (http://gruporeforma-blogs.com/encuestas/wp-content/uploads/2013/12/Expectativas-Inter1.png).

Como lo revela la gráfica 1, JP II fue y es muy popular en el país, ello aunado a la nada despreciable proporción de 38 de cada 100 que se volverían sus devotos, todo esto hace pensar que en efecto, muchos medios de comunicación tendrían buenas razones para cubrir de manera extensa esta noticia, pues probablemente les reditúe en altas audiencias. Desde luego no se puede negar que el mero hecho de que dos nuevos santos hayan sido papas sea algo realmente “noticioso”, sobre todo cuando en los primeros 500 años de iglesia, alrededor de 50 papas fueron canonizados, mientras que en los últimos mil años lo han sido sólo 7, como lo reportó el Pew Center (http://www.pewresearch.org/fact-tank/2014/04/24/papal-saints-once-a-given-now-extremely-rare/). El punto central es que si se trata de rating, entonces la canonización es una buena oportunidad mediática, lo que por supuesto no prejuzga sobre las razones religiosas del proceso.

Por supuesto existen características específicas que distinguen a cada papa y que convierten a JP II, a ojos de las personas, en alguien que destaca por rasgos fácilmente discernibles. El año pasado, Reforma preguntó por cuatro características de los últimos tres papas. Destaca que 65% asoció la palabra “amoroso” con JP II, mientras que el 19% lo asoció con “humilde”, el 8% con “tradicional” y el 4% con “intelectual”. Estas percepciones sí cambian de papa a papa. Por ejemplo, el 45% asoció a Benedicto XVI con “tradicional”, el 24% con “intelectual”, el 12% con “humilde” y el 10 con “amoroso”. Como puede verse, existe una relativa distinción entre papas al explorar estas percepciones.

Por último, también se puede explorar una diferencia en la prédica o discurso, que ya se ha analizado en un “post” anterior (“Is Pope Francis starting to make a difference?” http://wp.me/p4ef8p-5P). En la gráfica 2 se presentan las nubes de las palabras más utilizadas por los tres últimos papas en algunas de sus homilías de miércoles de ceniza, donde todos enfatizan a Dios, pero JP II enfatizó mucho más al espíritu en comparación con Benedicto XVI o Francisco.

Image
Gráfica 2

De todo esto es difícil extraer conclusiones que no sean preliminares, como suele ocurrir en el análisis social, pero al menos los datos explorados parecen sugerir que, en términos políticos, para el caso mexicano, JP II continúa siendo noticia y una que ha recibido atención importante, pues tanto parte de su discurso como la percepción popular sobre su figura parecieran destacar características específicas que incluso “facilitan” esta difusión masiva. El otro papa a elevar a los altares, Juan XXIII, de quien por la distancia en los tiempos, no se cuenta con material de opinión pública en nuestro país, tuvo un mérito más allá de su expediente de canonización que debe ser mencionado: convocar al Concilio Vaticano II. Aquí su biografía oficial (http://www.vatican.va/special/canonizzazione-27042014/documents/biografia_gxxiii_canonizzazione_en.html) y una de corte popular (http://books.google.com.mx/books?id=4xQrxMmBv8AC&lpg=PP1&dq=Giovanni%20XXIII&pg=PP1#v=onepage&q&f=false).

About Alejandro Diaz Dominguez

Professor, School of Government at Tecnológico de Monterrey. PhD in Political Science at Vanderbilt University. [religion and politics, R, surveys, electoral management bodies] Twitter: @alejdiazd https://orcid.org/0000-0002-3856-5686 View all posts by Alejandro Diaz Dominguez

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: