Abstencionismo en elecciones federales intermedias: el México subnacional de 1979 a 2009

En los últimos 30 años, las elecciones federales intermedias han concitado, en promedio, el interés de la mitad de los ciudadanos empadronados. En este breve “post” se describirán las tendencias nacional y locales sobre el nivel de asistencia a las urnas en el México subnacional, donde el observar la riqueza de la diversidad de los comportamientos locales nos permite conocer el promedio nacional.

Las elecciones federales intermedias, es decir, aquellas donde no se ha elegido presidente, típicamente revisten un interés menor por la falta de un puesto ejecutivo, mucho más visible. El promedio nacional, que se muestra en la gráfica 1, revela que las elecciones de 1979, 2003 y 2009 tuvieron la menor asistencia ciudadana, esto es, 47, 41 y 44 por ciento, respectivamente. Las elecciones intermedias de la década perdida (1980s), esto es las de 1985 bajo Miguel de la Madrid, las de la mitad del gobierno de Salinas y las de Zedillo han sido las más concurridas, con 52, 64 y 56 por ciento respectivamente.

Gráfica 1

asistencia_urnas_nacional

 

Desde la Ciencia Política se han elaborado diversas explicaciones al fenómeno sobre la participación y el abstencionismo en las elecciones en general, y en las elecciones intermedias en particular. Dado que la tendencia del promedio nacional se compone de la diversidad que existen en el plano subnacional, es decir en las unidades territoriales menores, en este caso, entidades federativas, resulta provechoso estudiar la asistencia a las urnas desde una óptica subnacional.

Bien se sabe que la dinámica de la competencia local puede aumentar la participación ciudadana en las elecciones federales. Por ejemplo, no es disparatado suponer que aquellas entidades donde se elija gobernador en el mismo año que se celebren las elecciones federales intermedias, esa boleta adicional para gobernador podrían incrementar la asistencia a las urnas en el estado que corresponda. Debe destacarse entonces que en 2015 serán 9 gubernaturas las que estarán en juego.

La gráfica 2 muestra el porcentaje de asistencia a las urnas en las elecciones federales intermedias para cada entidad federativa desde 1979 hasta 2009. Se ha agregado una línea horizontal de color rojo que indica 50 por ciento, puesto que esa cifra es el promedio de participación ciudadana en el periodo de 30 años que ahora se analiza.

 

Gráfica 2

asistencia_urnas

 

De las gráfica 2 destaca la gran variación en las tendencias estatales, donde por ejemplo, el caso de Baja California es diferente a Campeche, pues en el primero la asistencia a las urnas se ha venido reduciendo drásticamente, incluso por debajo de los 40 puntos, mientras que en el segundo, en Campeche, la asistencia no ha decaído ni al 60 por ciento.

La variación puede clasificarse en al menos tres grupos:

a) Entidades donde en los últimos treinta años vota la mitad de los ciudadanos empadronados. Por ejemplo, Campeche, Colima, Guanajuato, Jalisco, Querétaro, San Luis Potosí y Yucatán.
b) Entidades donde la tendencia conforme pasa el tiempo es hacia la baja, como en Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Chiapas, Chihuahua, DF, Hidalgo, Estado de México, Quintana Roo, Tamaulipas, Tlaxcala y Zacatecas.
c) Entidades cuya asistencia a las urnas oscila alrededor del 50 por ciento, como en Coahuila, Durango, Guerrero, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Sonora, Tabasco y Veracruz.

En síntesis, el estudio de la asistencia a las urnas ha de pasar necesariamente, como se argumenta en este post, por el análisis de las unidades territoriales inmediatamente menores al país como un todo, es decir, por los estados. De las ventajas del análisis subnacional se platicará en otro momento. Por ahora, baste decir que al tomar en cuenta unidades territoriales menores, quien investiga puede observar un mayor número de casos y una mayor variación en la información. Esta diversidad subnacional es la que permite enriquecer e ilustrar las explicaciones sobre los fenómenos políticos, como en este caso, la tendencia de la participación ciudadana, entendida para estos fines como asistencia a las urnas.

 

About Alejandro Diaz Dominguez

Professor, School of Government at Tecnológico de Monterrey. PhD in Political Science at Vanderbilt University. [religion and politics, R, surveys, electoral management bodies] Twitter: @alejdiazd https://orcid.org/0000-0002-3856-5686 View all posts by Alejandro Diaz Dominguez

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: