Author Archives: Alejandro Diaz Dominguez

About Alejandro Diaz Dominguez

Professor, School of Government at Tecnológico de Monterrey. PhD in Political Science at Vanderbilt University. [religion and politics, R, surveys, electoral management bodies] Twitter: @alejdiazd https://orcid.org/0000-0002-3856-5686

Authoritarian Recall: Mexico’s Drug War and Subnational Patterns of Opposition to Democracy

Jon Hiskey, Mary Fran T. Malone and I wrote a piece on how the subnational political context mediates the relationship between a crisis and support for non-democratic alternatives. When faced with a violent shock to the system, public attitudes towards democracy depend in part on one’s experiences with non-democratic alternatives and whether these authoritarian options appear to solve the crisis at hand more effectively. In this way, citizens’ support for democracy can depend on how well they think their democracy can address security crisis compared to authoritarian alternatives.

For several years Mexico has been in the midst of just such a crisis, as its war on drug trafficking organisations has brought an unprecedented rise in violence and, in some areas, posed a direct challenge to the state’s capacity to govern. In this context, we add Mexico’s subnational political landscape, which ranges from vibrant, multi-party states to those with continued connections to a dominant one-party past. We leverage these variations in subnational political context and levels of drug-related violence combining state level surveys and aggregate data.

Citation:
Hiskey, Jonathan, Mary Fran T. Malone, and Alejandro Diaz-Dominguez. “Authoritarian Recall: Mexico’s Drug War and Subnational Patterns of Opposition to Democracy.” Journal of Politics in Latin America 12, no. 1 (April 2020): 3-31. https://doi.org/10.1177/1866802X20913287.

This is an open access piece.


¿Qué nos dice el Censo 2020 sobre religión en México?

El blog de Taller de datos de Nexos en línea me publicó este texto sobre los resultados preliminares del Censo 2020 en materia de religión…

Las primeras cifras que más llamaron la atención en materia de religión fueron las comparaciones entre 2010 y 2020: un menor porcentaje de fieles de la iglesia católica (de 82.7 a 77.7 por ciento), un mayor porcentaje de fieles de las iglesias protestantes y evangélicas (de 7.5 a 11.2 por ciento) y sobre todo un mayor porcentaje de personas sin religión (de 4.7 a 8.1 por ciento, con un 2.5 adicional de personas sin adscripción religiosa).

Posterior a ello observamos en las redes sociales diversas compilaciones y visualizaciones en tablas, gráficas y mapas. Este texto se une a dichos esfuerzos. A continuación, se ofrecen tres rubros de análisis preliminares sobre los datos que nos ofrece el Censo 2020: el plano nacional, las realidades estatales y algunos apuntes sobre la competencia religiosa.  Para ello se realizarán comparaciones históricas desde 1895 y más contemporáneas, empleando los datos de los últimos cuatro censos….

Click aquí para seguir leyendo

https://datos.nexos.com.mx/?p=1914


Algunos factores asociados con fallecimientos y hospitalizaciones por covid19 (machine learning)

Una aplicación sencilla de aprendizaje máquina para clasificar factores que inciden en fallecimientos y hospitalizaciones por covid19 en México.

Para seguir leyendo dar click aquí


Perfil de personas que han fallecido por covid19 en México

Durante la pandemia, uno de los análisis descriptivos más difíciles es el relativo a las defunciones. Quizá resulta necesario conocer, de acuerdo con las cifras oficiales, cuál era su perfil demográfico, si se les practicó una prueba, sus condiciones de salud y el tipo de hospital donde recibieron atención.

La forma en que se extrajo la estadística descriptiva que se muestra a continuación fue explicada en una entrada anterior (https://alejandrodiazd.wordpress.com/2020/05/03/descripcion-de-datos-de-manera-grafica-usando-r/), donde se detalló un posible uso de la librería summarytools en el paquete estadístico R, con base en los datos abiertos del gobierno federal, cuya información diaria e histórica del 12 de abril a la fecha también se encuentra referida en dicha entrada (https://www.gob.mx/salud/documentos/datos-abiertos-152127).

La primera tabla muestra que dos tercios de quienes fallecieron por covid19, de acuerdo con los datos oficiales provienen de las USMER del método centinela, pero un tercio no. Ese tercio de pacientes provenían de unidades no USMER.

También se observa que dos tercios dieron positivo en la prueba, un cinco por ciento aún esperaba sus resultados y 29 por ciento tuvo resultados negativos. Al menos eso es lo que arroja la base de datos abiertos del 8 de mayo de 2020.

Al explorar más sobre este dato, se encontró que de las personas fallecidas que dieron negativo en la prueba, 70 por ciento reportaron neumonía. Finalmente, el 35 por ciento de las personas fallecidas eran mujeres y el promedio de edad en las 4,803 defunciones fue 59 años.

Tabla 1. Origen, pruebas y demográficos

undefined

Respecto a las condiciones de salud, se halló que 92 por ciento de las personas fallecidas fueron hospitalizadas, pero el 8 por ciento restante no, es decir, fueron pacientes de carácter ambulatorio. De acuerdo con la base de datos, el 0.2 por ciento (ocho mujeres) fallecieron estando embarazadas.

En relación con las condiciones de salud, destaca ampliamente que el 73 por ciento tenía neumonía. Asimismo, el 43 por ciento tenía hipertensión, el 40 por ciento padecía diabetes, el 26 por ciento obesidad, tabaquismo el 10 por ciento, padecimientos renales el 9 por ciento, epoc el 8 por ciento, así como 8 por ciento también quienes presentaban padecimientos cardiovasculares, enfermedades inmunosupresoras el 6 y asma el 3 por ciento.

Finalmente, sólo el 16 por ciento estuvo en terapia intensiva e intubado el 21 por cierto. Esto significa que sólo para una de cada cinco personas que fallecieron por covid, de acuerdo con los datos abiertos oficiales, se reportó que tuviera respirador.

Tabla 2. Condiciones de embarazo, hospitalización y saludundefined

Por último, tres tipos de hospitales públicos concentraron al 94 por ciento de los fallecimientos: IMSS, Sector Salud e ISSSTE. El 44 por ciento de los decesos se reportó en el IMSS, el 43 por ciento en hospitales del sector salud y 7 por ciento en el ISSSTE. El resto se distribuyen entre hospitales privados (dos por ciento), estatales (dos por ciento) y de Pemex (uno por ciento), entre otros. Ello sugiere que 9 de cada diez decesos han ocurrido en IMSS, Sector Salud e ISSSTE.

Tabla 3. Tipo de hospital

undefined

Finalmente, puede sintetizarse que entre las personas fallecidas:

  • 35 por ciento eran mujeres.
  • 59 años fue la edad promedio.
  • 92 por ciento fue hospitalizado.
  • 70 por ciento de quienes dieron negativo en la prueba reportaban neumonía.
  • Sólo 1 de cada 6 estuvo en cuidados intensivos.
  • Sólo 1 de cada 5 tuvo respirador.
  • 94 por ciento se concentró en IMSS, Sector Salud e ISSSTE.

Este trabajo de descripción requerirá su contraparte en cada una de las entidades federativas, así como reflexiones posteriores respecto a la mejor forma de analizar la información que distribuye el gobierno federal. Desde luego que lo descriptivo es sólo el primer paso en cualquier análisis, pero siempre nos puede ofrecer una idea sobre dónde estamos, antes de emprender una exploración de mayores proporciones en un tema tan complejo.


Descripción de datos de manera gráfica usando R

En esta breve nota exploraremos la funcionalidades de la librería summarytools, del paquete estadístico R, el cual es de acceso libre y se puede obtener aquí.

Para obtener una tabla de descripción de datos con número total de casos, valores mínimos, máximos y promedio, frecuencias, datos válidos y perdidos, así como la gráfica de barras correspondiente existen diversas opciones en R. Una de ellas es la que ofrece la librería summarytools, la cual se puede descargar con el comando install.packages, como lo veremos más adelante. El manual detallado de summarytools se halla en este sitio y los ejemplos se encuentran explicados en este lugar.

Usaremos la base de datos abiertos del covid19 del gobierno federal en México, con un recopilación del 12 de abril de 2020 en adelante (histórico) y el del día, los cuales debemos desempaquetar, pues vienen en formato zip y ya fuera de la compresión, se presentan en terminación csv. Para este ejemplo usaremos los datos del 24 de abril. Ya que abrimos R, instalamos el paquete:

### Not run

install.packages("summarytools")       

library("summarytools") 

base <- read.csv("200424COVID19MEXICO.csv")
dim(base)
names(base)

### Usando la librería car, podemos recodificar:

library(car)

### Este es sólo un ejemplo que deriva de los descriptores y catálogos…

### …de las bases de datos abiertos de la Secretaría de Salud.

base$Mujer<-(base$SEXO)
base$Mujer<-recode(base$Mujer,"1=1;2=0")

base$Hospitalizado<-(base$TIPO_PACIENTE)
base$Hospitalizado<-recode(base$Hospitalizado,"1=0;2=1")

base$uci<-(base$UCI)
base$uci<-recode(base$uci,"1=1;2=0;97=0;99=0")

### Y así sucesivamente… Ahora, una vez lista la base,

### se procede a su descripción.

### Se genera la tabla de estadísticas de tendencia central:

descr(base)

### Pero si preferimos las variables en renglones, hay que invertir…

descr(base, transpose=TRUE)

### Si se quiere agregar gráficas para cada variable, entonces usamos:

dfSummary(base)

### El comando dfSummary detecta si se trata de

### variables continuas o discretas.

### Si se trabaja con R base como yo, entonces…

### … lo mejor es guardar el resultado de df Summary en un objeto…

### … al cual le llamé va:

va <- dfSummary(base)

### Esto es porque el método para ver el resultado sólo funciona en…

### … RStudio, Markdown o en formato html.

### Con el comando view podemos guardar nuestro objeto en el folder…

### … de nuestra preferencia en formato html, para uso posterior:

view(va, file = "~/covid19/24abr20.html")

### y el resultado será un archivo html.

### End

Así podemos analizar nuestros datos con un solo golpe de vista, iniciando con lo más sencillo, que es conocer los descriptivos de cada una de las variables, para luego proceder a realizar cualquier tipo de análisis. El ejemplo de una parte de la visualización se muestra al final de esta nota.

sumtools1


Curvas de casos positivos reportados por entidad federativa

En el sitio http://mexicovid19.mx/ desarrollado por estudiantes y profesores del Tecnológico de Monterrey para visualizar y analizar los datos derivados de covid19 en México, tuvieron a bien publicarme esta breve nota.

El número absoluto de casos reportados como positivos por covid19 varía entre las entidades federativas de México, por lo que es importante conocer, con independencia del número de casos acumulados, cómo se comportan tales datos al ser graficados según la fecha de reporte. Esto nos permite observar una serie de curvas por entidad federativa…

Para seguir leyendo dar click aquí


Acercamiento a las probabilidades de hospitalización por grupo de edad a nivel nacional

En la plataforma www.mexicovid19.mx, la cual es un esfuerzo conjunto de un grupo de estudiantes y profesores del Tecnológico de Monterrey para dar seguimiento y fácil acceso a la información de salud más relevante en el contexto de la pandemia de Coronavirus en México, se publicó esta nota.

En síntesis, dicha nota trata sobre qué grupos de edad resultarían más susceptibles y en qué medida.  Para seguir leyendo dar click aquí.


Tiempo de duplicación de casos positivos reportados por entidad federativa

En la plataforma www.mexicovid19.mx, la cual es un esfuerzo conjunto de un grupo de estudiantes y profesores del Tecnológico de Monterrey para dar seguimiento y fácil acceso a la información de salud más relevante en el contexto de la pandemia de Coronavirus en México, se publicó esta nota.

En síntesis, dicha nota trata de ver en cuántos días los casos positivos llegan al doble por entidad federativa. Para seguir leyendo dar clic aquí


Perfiles del Electorado Nuevoleonés 2018

 

Junto con Carlos Vázquez tuve la oportunidad de coordinar un libro sobre los Perfiles del electorado nuevoleonés que publicó la Comisión Estatal Electoral de Nuevo León hace unos días. En los diversos capítulos se describen y explican algunas aristas de las pasadas elecciones con base en una encuesta en vivienda levantada durante junio de 2018.

El libro se puede dividir en tres partes sustantivas y una metodológica. En las partes sustantivas se hallan tres capítulos sobre votos y elecciones, uno de panorámica general de los hallazgos de la encuesta y dos sobre razones del voto: uno enfocado al partidismo y otro a la ideología.

En la segunda parte, la cual versa sobre ciudadanía, valores y relaciones con los partidos políticos se encuentran un capítulo sobre componentes de la ciudadanía, otro sobre valores morales y dos dedicados al clientelismo. Entre éstos, uno trata sobre los segmentos del electorado que fueron expuestos a compra y a coacción y otro sobre los efectos del clientelismo en la participación electoral.

La última parte sustantiva se compone de dos capítulos sobre los impactos de redes sociales, uno sobre el efecto de medios digitales en información política y capital social y otro sobre uso de WhatsApp, género y conocimiento político. La última sección incluye un breve capítulo sobre detalles específicos del diseño de la muestra de la encuesta analizada.

Este libro, de acceso gratuito (https://www.ceenl.mx/perfiles/documentos/perfiles_libro_2019.pdf) fue posible gracias al trabajo de la Comisión Estatal Electoral, al esfuerzo de quienes escribieron los capítulos referidos, al apoyo de sus respectivas instituciones académicas (en mi caso la Escuela de Gobierno del Tecnológico de Monterrey) y sobre todo a las 1,077 personas que gentilmente cedieron su tiempo para responder a las preguntas contenidas en el cuestionario de la encuesta levantada por la empresa SECTEC, a quien también debe agradecerse tanto su innovador diseño de muestra como su disposición a platicar sobre éste, como lo reseño en el último capítulo sobre la metodología.

Las bases de datos, el cuestionario, los reportes y el libro de códigos también se encuentran disponibles para su acceso y consulta (https://www.ceenl.mx/). Para concluir con este breve post, la riqueza de la encuesta sobre perfiles del electorado nuevoleonés ha permitido que se cuente con análisis detallados en una gran variedad de temas, los cuales son expuestos con claridad para amplias audiencias, sin menoscabo del necesario rigor académico. No me resta sino invitar a su lectura, así como a explorar el cuestionario, los reportes y la base de datos de la encuesta, para ampliar nuestro conocimiento sobre lo acaecido en las elecciones celebradas en 2018 en el estado de Nuevo León.

 

 


Sobre la renovación de dos integrantes de la SCJN

Ante los procesos recientes, tanto para nombrar un ministro primero y una ministra después durante esta nueva administración federal (2018-2024), resulta interesante destacar algunos puntos para intentar entender porqué un presidente que se sitúa a la izquierda en temas económicos (pero no en temas morales) envía al Senado propuestas de posibles integrantes de la Suprema Corte que como se ha dicho, no necesariamente se caracterizan por ser afines a algunos de los últimos dictados judiciales en ciertas materias. De suyo, numerosas organizaciones presentaron su inconformidad, junto con diversos señalamientos e inquietudes de un panel de expertos dentro del sistema interamericano (Botero, Saéz y Ayala 2019).

En el proceso de gradual renovación de la Suprema Corte, definida desde 1995 en 11 integrantes, los últimos cuatro presidentes han enviado en promedio entre 3 y 4 ternas. Esto significa que han podido renovar, según el escalonamiento derivado de la reforma impulsada por el entonces presidente Zedillo en 1995, entre el 27 y el 46 por ciento de la Corte. Desde luego que nombrar, con aval del Senado, 4 nuevas posiciones de un total de 11 no implica en modo alguno mover completamente a la Corte en la dirección deseada por el Ejecutivo Federal, pero esta renovación gradual sí ha permitido, con distintos grados de éxito, ir modificando en algún punto la orientación de las decisiones.

Cuando la Corte sesiona en pleno, esto es, con 11 integrantes, las nuevas posiciones quizá no representen una gran posibilidad de cambio en las decisiones que se han ido tomando a lo largo del tiempo por parte de la institución. Sin embargo, dado que la Corte también trabaja en salas, resultará importante ver si quienes ocupan las nuevas posiciones se agrupan en una misma sala, de modo tal que desde ahí se pudiera observar si en efecto algunos cambios emergen.

Pensando en el pleno de la Corte, renovaciones graduales han permitido que decisiones más o menos divididas cambien de sentido a lo largo de los años. Este viraje no significa que la ley carezca de importancia, sino que al tener en su seno a personas con visiones distintas, junto con las personas que estaban anteriormente, los viejos equilibrios pudieran eventualmente alterarse. Un ejemplo de ello es la validación de las Juntas de Conciliación y Arbitraje durante la década de los veinte. Tres distintas renovaciones en la Corte (1917 a 1919; 1919 a 1923 y 1923 a 1928) coincidieron con el cambio de criterio, que fue de no reconocer autoridad a dichas juntas a otorgarles ese reconocimiento (Suarez-Potts 2009).

Ahora pensando en las salas, una renovación durante el caso Cassez coincidió con el cambio en la decisión final, que pasó de ser inicialmente 2-2-1 a 3-2, con el resultado por todos conocido, esto es, la liberación lisa y llana. Si bien es cierto que tanto en el caso de las juntas como en el de Cassez confluyeron un sinfín de factores, destaca entre ellos la renovación en la integración de la Corte.

Como ha ocurrido desde 1917, los presidentes intentan, con diversos grados de éxito, proponer a personas que les pueden resultar más o menos afines para que resuelvan los casos que llegan al más alto tribunal del país. Esto no significa que basta con la mera afinidad con el presidente para que la persona propuesta sea confirmada por el Senado.

Algunos factores que explican el éxito presidencial en las nominaciones son contar con la mayoría senatorial, tener alta aprobación popular y enviar propuestas que se juzguen como un buen perfil, en términos de trayectoria, sea académica o sea judicial y con cierta independencia, aunque ésta sea mínima (Corley 2006). Uno pensaría que contar con al menos una de estas características basta, pero no siempre es así. Por el diseño del proceso, un presidente popular y con mayoría puede ser exitoso aún con propuestas que reciban críticas.

Como se sabe, es posible que la primera terna enviada quizá no tenga éxito (como ocurrió en una ocasión con dos ternas en el último trimestre de 2012). Esto puede deberse a varios factores. El más importante, desde luego, es si el partido del presidente cuenta con mayoría en el Senado. De no ser así el proceso puede complicarse. Pero el presidente, por ser su prerrogativa el enviar propuestas, puede repetir nombres en las nuevas ternas, como de hecho ocurrió. Y entonces ser exitoso.

Ahora bien, ¿qué tanto dura la afinidad entre la persona propuesta como integrante de la Corte y el proyecto político que le propuso? Como se ha encontrado para el caso de los EUA, no tanto como se piensa, generalmente no más allá del mandato presidencial. Esto es, una vez que el presidente deje el cargo se podría observar cierto alejamiento paulatino en la afinidad entre el proyecto político y las votaciones de la persona propuesta (Krehbiel 2007).

Sin embargo, puede existir una cierta ideología previa, donde por la trayectoria se conoce que la persona propuesta en ciertos temas mantendrá una posición bastante firme, incluso a través de los años, con independencia de partidos o proyectos políticos. Podría pensarse que esto resulta más aplicable en la Corte de los EUA, pero el caso mexicano pudiera hallarse algún ministro que trabajando en el gabinete para un partido, siendo propuesto a la Corte por otro, quizá pudiera encontrar alguna relativa afinidad en algunos posibles temas con quien recién llega, que cabe mencionar, vino como propuesta de un proyecto político distinto a los otros dos.

Desde luego que estas convergencias ideológicas pudieran no observarse, porque en las decisiones judiciales intervienen un sinfín de factores, como ya se ha dicho. Pero resulta interesante considerar que también se pueden dar este tipo de fenómenos, donde proyectos políticos van y vienen, pero 15 años de duración en el cargo permiten observar cierta constancia en las decisiones.

Una pregunta inevitable es ¿resulta normal que un presidente quiera mover hasta cierto punto la orientación de la Corte para dar paso a su proyecto político? De acuerdo con la historia, sí, parece que sí. Baste recordar que durante el maximato se amplió de 11 a 16 el número de ministros, y se renovó la Corte. Lo mismo ocurrió con el entonces presidente Cárdenas, al reducir el periodo a 6 años y ampliar el número de integrantes a 21. O la citada reforma de 1995, que redujo de 21 a 11 el número de integrantes.

De hecho, aun cuando en 1917 las propuestas de potenciales ministros no venían del presidente, sino que eran formalmente presentadas por las legislaturas locales al Congreso de la Unión (esto fue lo que cambió el maximato, que fuera el entonces presidente Portes Gil quien enviara las propuestas ahora ante el Senado, ya sin la Cámara de Diputados), incluso en ese arreglo de ámbito local-federal que estuvo vigente de 1917 a 1928, era posible identificar, hasta cierto punto, a las personas más o menos afines con el presidente en turno, es decir, con Carranza, Obregón y Calles, respectivamente. Esto era algo como menos de la mitad de la Corte, entre 4 y 5 de los 11 propuestos, como lo relata Suarez-Potts (2009).

Por último, convendrá comparar los dos procesos recientes con la última renovación que le corresponda al propio presidente López Obrador, esto es, en diciembre de 2021, pues sabemos que las propuestas enviadas al inicio del mandato gozan de mayores probabilidades de éxito que las enviadas enmedio o al final. Por cierto, las características del entorno que observamos en el par de procesos de estas semanas, quizá se repetirán al inicio del mandato con quien sea titular del ejecutivo en 2024, puesto que en noviembre de ese año habrá dos vacantes, las cuales ya no le correspondarán al gobierno actual, pues su periodo terminará un mes antes.

 

 

Referencias

Botero, Catalina, Macarena Saéz y Carlos Ayala. 2019. Informe final del panel de expertos para la elección de ministra/o de la Suprema Corte de Justicia de México. (http://www.dplf.org/es/resources/informe-final-del-panel-internacional-de-expertos-para-la-eleccion-de-ministrao-de-la-0)

Corley, Pamela C. 2006. “Avoiding Advice and Consent: Recess Appointments and Presidential Power”. Presidential Studies Quarterly 36(4): 670-680.

Krehbiel, Keith. 2007. “Supreme Court Appointments as a Move-the-Median Game”. American Journal of Political Science 51(2): 231-240.

Suarez-Potts, William J. 2009. “The Mexican Supreme Court and the Juntas de Conciliación y Arbitraje, 1917-1924: The Judicialisation of Labour Relations after the Revolution”. Journal of Latin American Studies 41(4): 723-755.

 


%d bloggers like this: