Tag Archives: religion

¿Qué nos dice el Censo 2020 sobre religión en México?

El blog de Taller de datos de Nexos en línea me publicó este texto sobre los resultados preliminares del Censo 2020 en materia de religión…

Las primeras cifras que más llamaron la atención en materia de religión fueron las comparaciones entre 2010 y 2020: un menor porcentaje de fieles de la iglesia católica (de 82.7 a 77.7 por ciento), un mayor porcentaje de fieles de las iglesias protestantes y evangélicas (de 7.5 a 11.2 por ciento) y sobre todo un mayor porcentaje de personas sin religión (de 4.7 a 8.1 por ciento, con un 2.5 adicional de personas sin adscripción religiosa).

Posterior a ello observamos en las redes sociales diversas compilaciones y visualizaciones en tablas, gráficas y mapas. Este texto se une a dichos esfuerzos. A continuación, se ofrecen tres rubros de análisis preliminares sobre los datos que nos ofrece el Censo 2020: el plano nacional, las realidades estatales y algunos apuntes sobre la competencia religiosa.  Para ello se realizarán comparaciones históricas desde 1895 y más contemporáneas, empleando los datos de los últimos cuatro censos….

Click aquí para seguir leyendo

https://datos.nexos.com.mx/?p=1914


Un poco de teología política, el PES y AMLO

El dirigente nacional del Partido Encuentro Social (PES), en la formalización de la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador, se refirió el 20 de febrero de 2018 al político tabasqueño como sigue: “para nosotros usted es Caleb a punto de conquistar el Monte Hebrón”. Como es de dominio público, se conoce cierta inspiración de corte evangélico en el PES, por lo cual no resultan extrañas estas referencias en algunas partes del discurso político de esta dirigencia partidista.

Habrá que recordar que en la historia bíblica, después que el pueblo había cruzado el Mar Rojo, Moisés envió a 12 espías (uno por cada tribu de Israel) para conocer cuál era la situación en Canaán. A su regreso, 10 de ellos informaron que los gigantes que ahí gobernaban impedirían un asentamiento (Núm 13, 28-29).

Sólo dos de los espías, entre ellos Caleb de la tribu de Judá (Núm 13, 6) reportaron que: a) Canaán en efecto era una buena tierra, de la cual emanaría “leche y miel” (Núm 13, 27) y b) sí era posible conquistar esa tierra. Después de discutir el tema, Caleb propuso entrar a Canaán (Núm 13, 30; 14, 7), pero Moisés no siguió esa línea y entonces sobrevinieron los 40 años de caminar en el desierto (donde el número 40 significa “mucho”).

Al final, los de la tribu de Judá si entraron a Hebrón, ciudad que a la postre sería la segunda más importante de Palestina. Desde luego que ello acaeció después de luchar con los habitantes de aquellas tierras.

Una interpretación es que dado que Caleb no dudó del apoyo divino, como incluso el mismo Señor lo reconoce (Núm 14, 24-25), Caleb sí pudo llevar al pueblo a la victoria y asentarse en Hebrón, a pesar de la resistencia de los antiguos ocupantes. Esta idea puede asimilarse a un líder que sin dudar de ciertos principios, quizá podría alcanzar un logro político en ese preciso momento, a pesar de los obstáculos del ancien regime o de otros potenciales impedimentos.

Otra interpretación es que dado que Moisés no sigue esa línea de confianza en el Señor para luchar en ese preciso momento contra los antiguos habitantes de Canaán (comandados por gigantes como lo relata la tradición), entonces no entraría a la tierra prometida. Al final de ese vagar por el desierto durante 40 años, el pueblo sí entró a Canaán, ya guiado por Josué, pero de todas formas debió librar diversas batallas. Esto puede asimilarse a que de cualquier forma se habrá de llegar a la tierra prometida, pero la diferencia central es cuánto tiempo tomará el llevar a buen puerto tal empresa.

Desde esa perspectiva pareciera que la llegada a la tierra prometida sí ocurrirá en algún momento (si seguimos esta lógica del relato bíblico), por lo que la pregunta de fondo es si en el tiempo (mucho más largo) que le tomó tanto a Moisés como a Josué, o si en el tiempo (mucho más corto) que le tomó a Caleb.

De ahí que no resulte azarosa la alusión al texto bíblico (Números 14, 6-8) por parte del dirigente nacional del Partido Encuentro Social hacia López Obrador. Si resulta aplicable la referencia de Caleb, entonces habríamos de esperar que esto ocurra en un tiempo mucho más corto. Y entonces esa parece ser la apuesta de un partido como el PES en esta elección: ganar la presidencia en esta elección. Eso explicaría su apoyo a un candidato que a ratos sí pareciera compartir la agenda de corte conservador del propio PES, a pesar de estar en alianza con partidos más situados a la izquerda como Morena y el PT. Habrá que esperar el desenlace de la campaña, la cual, por cierto en menos de una semana ya comienza.

 

 


Sacerdotes casados ¿lo prioritario es el celibato o el género?

A raíz de la declaración del Papa Francisco para el semanario alemán Die Zeit, sobre la posibilidad de explorar el estudio para ordenar hombres casados a través de la figura viri probati, ha resurgido el debate sobre la conveniencia del celibato como condición para acceder y mantenerse en el sacerdocio católico.

Para continuar aquí http://redaccion.nexos.com.mx/?p=8041

 


Determinantes de la oposición religiosa al matrimonio igualitario en México

 

A raíz de la marcha en contra del matrimonio igualitario que ha sido convocada hoy por la iglesia católica mexicana, resulta pertinente conocer los determinantes de dicha oposición. Para ello se empleará una encuesta nacional levantada en noviembre de 2010 (Encuesta Nacional de Valores sobre los que nos Une y Divide a los mexicanos, ENVUD), la cual a pesar de tener ya seis años de antigüedad, es de las escasas bases de datos a nivel individual que es representativa a nivel estatal.

 

La encuesta puede ser hallada aquí (http://bdsocial.inmujeres.gob.mx/index.php/envud-292).  Se dividió a las personas encuestadas en dos grupos, católicos y evangélicos, a efecto de conocer el impacto en la oposición al matrimonio igualitario (también conocido como matrimonio entre personas del mismo sexo) de las siguientes variables:

Como variable dependiente la oposición al matrimonio igualitario (0, 1).

Como variables independientes:

Asistencia a la iglesia (1-5)

Importancia de Dios (1-10)

Confianza en la iglesia (1-4)

Mujer (0, 1)

Urbano (0, 1)

Educación (1-9)

Grupos de edad (1-6)

Clase social (1-5)

Uso de redes sociales (0, 1)

Si la persona conoce sus derechos (1-10)

Izquierda a derecha en política (1-10)

Consumo de noticias (1-4)

 

Se estimaron dos modelos logísticos, uno para católicos (82.2% de la encuesta) y otro para evangélicos (8.7% de la encuesta), en virtud de contar con una variable dependiente (oposición al matrimonio igualitario) compuesta de 1 (oposición = 66%) y 0 (a favor = 34%).

 

Los resultados para los católicos se muestran en el modelo 1, donde se aprecian las razones de momios (odds ratio), su valor y su significancia estadística. Las líneas en azul a la derecha de la línea vertical tienen un impacto positivo en la oposición al matrimonio igualitario, mientras que las líneas rojas, ubicadas a la izquierda de la vertical tienen un impacto negativo en dicha oposición. Los asteriscos denotan la significancia estadística de cada variable.

 

En el caso del modelo 1 para católicos, se aprecia que las variables que incrementan la oposición al matrimonio igualitario son pertenecer a un grupo de mayor edad, tener una mayor confianza en la iglesia, considerar a Dios como muy importante en la vida, asistir frecuentemente a servicios religiosos y ubicarse en la derecha. Las variables que reducen dicha oposición son si la persona conoce sus derechos, una mayor educación, un mayor consumo de noticias, usar las redes sociales, vivir en localidades urbanas y ser mujer.

cathgaymarr

Para conocer el impacto en probabilidades de cada una de las variables incluidas en el modelo 1, la siguiente gráfica muestra su impacto respectivo. Destaca que una mayor confianza en la iglesia aumenta en casi diez puntos el rechazo al matrimonio igualitario, mientras que la importancia de Dios lo hace en casi 20, en tanto que una asistencia frecuente a servicios religiosos lo hace en 5 puntos.

cathgaymarrprob

El mismo ejercicio fue realizado para las personas evangélicas, como lo muestra el modelo 2, donde la asistencia a la iglesia, la importancia de Dios y la edad incrementan el rechazo al matrimonio igualitario. Por su parte, las variables que reducen dicho rechazo son si la persona conoce sus derechos, consume noticias o es mujer.

evgaymarr

De igual modo, se muestra el impacto en probabilidades de cada una de las variables incluidas en el modelo 2 en la última gráfica de este post. Entre los evangélicos, una asistencia frecuente a servicios religiosos incrementa el rechazo al matrimonio igualitario en alrededor de 20 puntos, mientras que la importancia de Dios lo hace en casi 40 puntos.

evgaymarrprob

En resumen, pareciera que las variables religiosas sea entre católicos o entre evangélicos incrementan la oposición al matrimonio igualitario de manera importante, sólo superadas por la pertenencia a un grupo de mayor edad. Lo anterior sugiere que la movilización convocada por la iglesia cuenta con bases sociales reales entre los feligreses más religiosos, lo que puede o no mostrarse en una mayor asistencia a dicha marcha, pero al menos en términos de opinión pública, la evidencia parece apoyar la hipótesis que postula que la oposición al matrimonio igualitario cuenta con cierta bases religiosas en el caso mexicano.

 

Lo anterior quizá también sugiere que este tema ya presentaba una relativa división religiosa (cleavage) en la sociedad mexicana. Finalmente, destaca que  cuando la ciudadanía declara conocer sus derechos, el rechazo al matrimonio igualitario  disminuye, sugiriendo quizá que las tareas de educación cívica para incrementar la tolerancia debieran enfatizarse, puesto que estos datos muestran que  en efecto tales tareas aún tienen muchos frutos por rendir.

 

Para la visualización tanto de los modelos como de la predicción de probabilidades se empleó el paquete estadístico R y las librerías sjPlot y sjmisc (https://cran.r-project.org/web/packages/sjPlot/sjPlot.pdf). Los resultados aquí presentados fueron contrastados incluyendo efectos fijos por estado (modelos no mostrados), sin que se reportara una variación significativa. Los comandos utilizados fueron los siguientes:

 

 

base<-read.csv("gaymarr.csv")
names(base)

library(sjPlot)
library(sjmisc)

cath.data<-subset(base, cath==1)
ev.data<-subset(base, ev==1)

model1<-glm(gay_marriage_opp~Asistencia_iglesia + Importancia_Dios
  +Confia_iglesia+Mujer+Urbano+Educacion+Edad+ Clase
  +Redes_sociales+ Conoce_sus_derechos+Izq_der+Consume_noticias,
   family = binomial(link = "logit"),data=cath.data)

summary(model1)


sjp.glm(model1, type = "std", title = "Determinantes oposición matrimonio igualitario, Católicos, México 2010")

sjp.glm(model1, type = "eff", show.ci = TRUE, title = "Determinantes oposición matrimonio igualitario, Católicos, México 2010")


model2<-glm(gay_marriage_opp~Asistencia_iglesia + Importancia_Dios
  +Confia_iglesia+Mujer+Urbano+Educacion+Edad+ Clase
  +Redes_sociales+ Conoce_sus_derechos+Izq_der+Consume_noticias,
   family = binomial(link = "logit"),data=ev.data)

summary(model2)


sjp.glm(model2, type = "std",  title = "Determinantes oposición matrimonio igualitario, Evangélicos, México 2010")

sjp.glm(model2, type = "eff", show.ci = TRUE, title = "Determinantes oposición matrimonio igualitario, Evangélicos, México 2010")

 


Valores morales y tradicionalismo: Jalisco vs el resto del país

El pasado sábado 25 de julio de 2015 diversas organizaciones marcharon en la ciudad de Guadalajara para demandar que las leyes no permitan el matrimonio entre personas del mismo sexo, que la jurisprudencia de la SCJN recientemente aprobada sobre el tema sea revocada (lista de sentencias y tesis) y se respete la patria potestad de los padres de familia, por lo que también exigen reformas a la Ley General de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes (Notas del 25 de julio del Informador y del 26 de julio de Mural, en su primera plana).

Aunque las manifestaciones tuvieron réplicas en otros lugares del país, la efectuada en Guadalajara ha sido la que ha llamado la atención de diversos columnistas. Sin embargo, poco se ha analizado, al menos en términos de opinión pública, lo que estas expresiones representan como fenómeno social, más allá de simplemente decir que se trata de un mero conservadurismo moral.

A reserva de escudriñar datos de encuestas más recientes que resulten representativas a nivel entidad federativa, se efectuó un primer análisis sobre algunas variables relacionadas con una idea general sobre lo que pudiera entenderse por ser conservador, sin que ello signifique que el concepto se agote en este ejercicio.

El ejercicio estadístico que se realizó es una diferencia de medias, es decir, el valor promedio de las respuestas a una pregunta de encuesta se compara entre dos grupos. Los dos grupos están conformados por los habitantes de Jalisco y por quienes viven en el resto del país.

Los datos provienen de la ENVUD (Encuesta Nacional sobre Valores: Lo que une y divide a los mexicanos) levantada entre el 13 de noviembre y el 15 de diciembre de 2010, con 15,910 entrevistas en todo el país, y con representatividad a nivel estatal, pues por ejemplo, en Jalisco se levantaron 700 entrevistas (con factores de expansión esto significa 4’871,358 casos). Aquí puede hallarse la ENVUD.

En la Tabla 1 se muestran 9 preguntas incluidas en la ENVUD 2010, que versan sobre una idea general respecto a lo conservador. En particular, se analizan el orgullo sobre costumbres y tradiciones, si se considera que las religiones unen y no dividen a los mexicanos y el nivel de confianza en las iglesias. También se agregan preguntas sobre valores morales, como actitudes hacia el matrimonio entre personas del mismo sexo, la homosexualidad, el aborto, el divorcio, la eutanasia (también conocida como muerte asistida), y hasta dónde se justifica la violencia doméstica.

La diferencia de medias reveló que los jaliscienses reportan estar más orgullosos de las costumbres y tradiciones que el resto de los mexicanos, de igual manera son más proclives a considerar que las religiones unen a las personas, y también muestran una mayor confianza en las iglesias. Todo ello pudiera tener sentido en el contexto de una sociedad jalisciense relativamente tradicional, que también ha estado marcada por una historia religiosa que incluso se remonta en algunos lugares del estado a la propia guerra Cristera, como lo menciona Jean Meyer en su estudio sobre la  Cristiada  de 1973.

En términos de valores morales se observa que en la entidad sí existe un rechazo mayor al matrimonio entre personas del mismo sexo, pero destaca que el rechazo a la homosexualidad (sin aludir en la pregunta al matrimonio igualitario) no es estadísticamente distinto entre Jalisco y el resto del país, o no lo era a finales de 2010. Este dato desafortunadamente ha pasado prácticamente desapercibido por los columnistas.

En otros temas morales como el rechazo al aborto, al divorcio y a la eutanasia, Jalisco muestra una diferencia estadística con el resto del país que indica que sus habitantes son más proclives a no justificar estos temas.

Finalmente, la violencia doméstica se midió del 1 al 10 “usted qué tanto justifica que un hombre le pegue a su esposa” donde 1 es nunca se justifica y 10 es siempre se justifica. Los resultados indican que en Jalisco esta aceptación es estadísticamente distinta al resto del país, e incluso es menor en Jalisco que en otros lugares de México. Este es un segundo dato que tampoco se ha incluido en los análisis sobre lo que significa ser conservador o tradicionalista en nuestras sociedades.

Todo ello nos sugiere que la dimensión de lo que podríamos entender por conservadurismo o tradicionalismo, sea moral o religioso, no es fácilmente reducible a una o dos frases, se requiere de un trabajo adicional de exploración de datos y argumentos que permitan entender paso a paso fenómenos sociales complejos. Y este “post” apenas empieza a apuntar en esa dirección…

Tabla 1

jaliscomoral

Nota: 0.1*, 0.05**, 0.01***

Fuente: ENVUD 2010, cálculos del autor (diferencia de medias usando las rutinas ttest, robvar y ttest unequal en Stata).

 

 

 


Political Knowledge and Religious Channels of Socialization in Latin America

A couple of years ago, I wrote this piece about political sophistication and religion in Latin American settings. Hope you find it interesting.

“I consider how religion relates to what Latin Americans know about politics. Using data from the 2010 AmericasBarometer, I assess the effects of two components of religion: belonging, and behaving. Overall I find little difference in political knowledge across Christian dominations and in comparison to the non-religious. Attendance of religious services is related to lower levels of political knowledge, though this relationship reverses itself among Mainline Protestants. In a previous report in the Insights series I showed that religious identification is related to higher levels of identification with political parties; this report, however, suggest the possibility that religion may not always boost political engagement and understanding”.

Full text available here: http://www.vanderbilt.edu/lapop/insights/I0855en.pdf


The New Pope is from the Americas: How Catholic are Americans ?

This is an old text of mine, from March 2013, but still readable, I think.

“For the first time in history, a Pope has emerged from the Americas. The election results came as a surprise to many because even though half of the world’s Catholics live in the Americas, only 29 percent of cardinal electors in the 2013 conclave were from that region. Yet, the new Pope comes from a Latin American country: Argentina.
In the months to come, debates will revolve around a myriad of expectations regarding the possible impact that the new Pope, Francisco, might have on the Catholic Church around the world. An especially relevant piece of information in which these debates are embedded is the social base of any religion: the size and composition of the faithful. Thus it is important to know how many they are, how they behave, and how much they care about religion. According to the most recent Americas Barometer surveys carried out by the Latin American Public Opinion Project (LAPOP) during the first half of 2012…”

 See the full version here http://www.vanderbilt.edu/lapop/insights/ITB003en.pdf


Ley seca en el DF para la Semana Santa: ¿política pública o política religiosa?

Aunque mucho se ha escrito sobre la falta de claridad en las razones para acordar ley seca del jueves santo al domingo de pascua en la ciudad de México, pareciera quedar la impresión de una medida carente de toda lógica de política pública. En este breve “post” se propondrá explorar una explicación política sobre el carácter religioso de dicha medida.

 

Como se mencionó, existen diversos análisis empíricos que sugieren la falta de evidencia que justifiquen esta acción de política pública, como los escritos por José Merino (http://www.maspormas.com/opinion/columnas/que-vamos-hacer-esta-semana-santa-cerebro-por-ppmerino) y por Diego Valle-Jones (http://blog.diegovalle.net/2012/12/the-most-dangerous-days-of-year.html), donde no se observan incrementos en delitos durante los días santos que pudieran justificar la aprobación de una ley seca para esta semana.

 

Si no es por esta razón, es decir, para guardar el orden ¿entonces? Una posible explicación es de índole político-religiosa, como ya lo dice en su inicio el acuerdo de ley seca “que con motivo de la Festividad Religiosa de Semana Santa 2014”. Destaca que el argumento sea “en prevención de posibles actos que pudieran trastornar dichos eventos y consecuentemente salvaguardar la integridad física de participantes y público en general”, lo que sugiere que si no hay evidencia empírica sobre estos posibles actos para instrumentar dicha política pública, entonces las razones deben ser otras, es decir político-religiosas.

 

El propio acuerdo señala que las delegaciones Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Cuajimalpa, Cuauhtémoc, GAM, Iztapalapa, Miguel Hidalgo, Tláhuac y Xochimilco, del 17 al 20 de abril, esto es del jueves santo al domingo de pascua “han solicitado, restringir en cada una de sus demarcaciones territoriales, la venta y consumo de toda clase de bebidas alcohólicas” pero exceptuando “venta y consumo en copeo o en bebida embotellada al interior de establecimientos mercantiles” como también se puede leer en el citado acuerdo http://www.consejeria.df.gob.mx/portal_old/uploads/gacetas/1104201421236d2801b.pdf

 

Si lo que pretenden, tanto el gobierno central de la ciudad como los gobiernos delegacionales, es no escatimar recursos políticos y legales para que en ciertas demarcaciones los fieles puedan dedicarse a los servicios religiosos propios de la semana mayor, entonces habría que analizar quiénes son estos fieles, los cuales posiblemente gracias a la ley seca ya ni siquiera serán distraídos con la mera posibilidad del consumo de bebidas alcohólicas.

 

No existen datos recientes de asistencia a la iglesia por delegación, pero si se asume (heoricamente) que los casados por la iglesia están menos alejados del catolicismo que los que no, eso quizá “explica” porqué se observa ley seca en unas demarcaciones y en otras no. La proporción de parejas casadas por la iglesia en cada delegación se obtuvo del censo 2010. Dicha proporción es 68 por ciento en todo el país, y 72 por ciento en el DF. Destaca Cuauhtémoc con 63 por ciento como la menor proporción y Cuajimalpa con 78 por ciento como la mayor. La proporción de católicos también se obtuvo del censo 2010, donde el dato nacional es 84 por ciento y en el DF es 82. Destaca que la delegación con menor proporción de católicos en el DF es Benito Juárez, con el 75 por ciento y la demarcación con mayor proporción es Magdalena Contreras, con 87 por ciento.

 

Como se aprecia en la gráfica, en las delegaciones donde hay ley seca la correlación entre católicos y casados por la iglesia es 0.46, mientras que donde no hay ley seca es -0.18. Esto sugiere que la proporción de católicos no pareció ser el único criterio para aprobar la ley seca, sino donde los católicos no estuvieran tan alejados de la iglesia. Los puntos rojos identifican a las delegaciones donde se aplicará la ley seca, mientras que los puntos azules identifican a las demarcaciones donde dicha ley seca no resultará aplicable. Se agregaron líneas de tendencia y como lo muestra la gráfica, la línea roja muestra una tendencia positiva, mientras que la azul, una negativa. Desde luego que con tan pocos datos y con apenas con un par de indicadores es difícil ofrecer una conclusión general, pero todo esto podría sugerir que quizá la ley seca en el DF para esta Semana Santa no obedeció a una “política pública”, sino tal vez a una “política religiosa”.

Image


Is Pope Francis starting to make a difference?

The Catholic Church always takes a clear position on a variety of issues, but differences across Catholic clergy’ positions start when some clergy members decide to emphasize some issues while de-emphasizing others. In other words, we do not see some clergy members favoring abortion, or completely ignoring the poor. Rather, all the Catholic clergy fall in line with the doctrine of the Church and, therefore are opposed to abortion and favor the poor. Differences, however, emerge in terms of the degree to which clergy choose to focus on one issue over another.

As stated by Pope Francis “we cannot insist only on issues related to abortion, gay marriage and the use of contraceptive methods. This is not possible. I have not spoken much about these things, and I was reprimanded for that. But when we speak about these issues, we have to talk about them in a context. The teaching of the church, for that matter, is clear and I am a son of the church, but it is not necessary to talk about these issues all the time” (full interview available at: http://www.americamagazine.org/pope-interview).

In order to see whether Pope Francis is starting to make a difference in the Catholic Church’s discourse, and taking advantage of the liturgical time we live in the Catholic Church, the lent, I selected nine Ash Wednesday homilies preached by the last three popes, four for Blessed John Paul II, four for Pope Benedict XVI, and one by Pope Francis. I selected 1979, 2000, 2003 and 2004, the initial, the jubilee, and the last two years of John Paul II; the last four years of Benedict XVI (2010-2013; and the only one Ash Wednesday homily preached by Francis (2014).

I selected the same day for the three popes, the Ash Wednesday, in order to make some controlled comparisons regarding what words, rather than what topics popes decide to emphasize when preaching about the starting day of the lent.

In this initial effort I hope to detect, if any, some variations in the words that popes choose to emphasize through a data visualization highly popular technique, tag cloud or word cloud. In this technique, the frequency of words used is colored by size. The bigger the size of the word in the plot, the more frequent popes use that word. The smaller the size, the frequency is lower.

Overall, all the last three popes primarily decided to emphasize the word “God”. And then “hearth” and “Christ”, as anyone could expect. Differences emerge however when additional words are analyzed. The following figures are restricted to the most 50 used words or less. The nine homilies are showed in figure 1, in which “God” is the most used word, and then “hearth”, “Christ”, “lent”, “ash”, and “death”. The next most used words are pictured in blue, and the following group is pictured in brown.

 

Image

Figure 1: The last three Popes, 9 selected Ash Wednesday Homilies (1979-2014)

 

Separated analyses across the three last popes reveal some differences about what words each pope decided to emphasize. Blessed John Paul II used “God” as any other pope, followed by “death”, and then “Christ”, “hearth”, “ash”, and “spirit”, a word which seems to belong to John Paul II only, when analyzing this limited number of Ash Wednesday homilies, as shown by figure 2. Interestingly, the word “prayer” belongs to the sixth group, pictured in blue.

 

Image

 

Figure 2. Blessed John Paul II, 4 selected Ash Wednesday Homilies (1979, 2000, 2003 and 2004)

Pope Benedict decided to primarily emphasize “God”, as any other pope, and then “heart”, “lent”, and “sin”, a word which seems to be very unique in Benedict’s Ash Wednesday homilies, as shown by figure 3. It is noteworthy to remark that “death” was still used by Benedict XVI, but the frequency was lower when compared to John Paul II. Another interesting change is the word “prayer”, from the sixth group during John Paul II to the third group during Benedict’s Ash Wednesday homilies.

 

Image

 

Figure 3. Benedict XVI, 4 selected Ash Wednesday Homilies (2010, 2011, 2012 and 2013)

Finally, Pope Francis in his first Ash Wednesday homily, preached this past March 5th of 2014, decided to emphasize “God” as his predecessors did. He also included a frequent word: “prayer” and the traditional “hearth” and “lent”. New additions were “give”, and “need” in one group, and “one” and “other” in the following one, as shown by figure 4. Interestingly, “prayer” went from the sixth group of words emphasized by John Paul II to the third group used by Benedict XVI to the second one in the first Ash Wednesday homily preached by Francis.

 

Image

Figure 4. Francis, his one and only Ash Wednesday Homily (2014)

Although using a very limited set of homilies does not allow us to fully test whether the new pope is starting a potential change in the discourse of the Catholic Church, preliminary results from data visualization suggest that “spirit” and “sin” are no longer the landmark words of this new papacy. Very much to the contrary, Francis emphasizes “prayer”, “give”, and “need”. Interestingly, the use of the word “journey” was less frequent during John Paul II homilies, more frequent during the term of Pope Benedict XVI, and now Pope Francis also seems to use that word, as revealed by his first Ash Wednesday homily. A similar pattern was found when analyzing the word “prayer”.

In sum, these differences, from “spirit” and “sin” to “prayer”, “give”, and “need” may reveal a gradual change in the Catholic Church discourse. Although these preliminary changes in the new Pope’s discourse are not necessarily connected to the official teachings, there are reasons to believe that some differences in the papal discourse are starting to emerge. We have to spend more time analyzing the whereabouts of Francis papacy in order to see whether these preliminary changes start to make more differences in the Catholic Church. For now, data and lines of commands in R are provided.

 

Data come from the Vatican website.

Blessed John Paul II:

1979.- http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/homilies/1979/documents/hf_jp-ii_hom_19790228_santa-sabina_en.html
2000.- http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/homilies/2000/documents/hf_jp-ii_hom_20000308_ceneri_en.html
2003.- http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/homilies/2003/documents/hf_jp-ii_hom_20030305_ash-wednesday_en.html
2004.- http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/homilies/2004/documents/hf_jp-ii_hom_20040225_ash-wednesday_en.html

Benedict XVI:

2010.- http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/homilies/2010/documents/hf_ben-xvi_hom_20100217_ceneri_en.html
2011.- http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/homilies/2011/documents/hf_ben-xvi_hom_20110309_ceneri_en.html
2012.- http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/homilies/2012/documents/hf_ben-xvi_hom_20120222_ceneri_en.html
2013.- http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/homilies/2013/documents/hf_ben-xvi_hom_20130213_ceneri_en.html

Francis:
2014.- http://www.vatican.va/holy_father/francesco/homilies/2014/documents/papa-francesco_20140305_omelia-ceneri_en.html

### a very simple wordcloud worked example in R here:
### http://georeferenced.wordpress.com/2013/01/15/rwordcloud/

library(tm)
library(RTextTools)
library(topicmodels)
library(“wordcloud”)
library(“SnowballC”)
library(RColorBrewer)

pope <- Corpus (DirSource(“cloud/”))
inspect(pope)

pope <- tm_map(pope, stripWhitespace)
pope <- tm_map(pope, removePunctuation)
pope <- tm_map(pope, tolower)
pope <- tm_map(pope, removeWords, stopwords(“english”))
pope <- tm_map(pope, stemDocument)

pope<- tm_map(pope, removeWords, “also”)
pope<- tm_map(pope, removeWords, “may”)
pope<- tm_map(pope, removeWords, “curs”)

wordcloud(pope, scale=c(5,0.5), max.words=50, random.order=FALSE, rot.per=0.35, use.r.layout=FALSE, colors=brewer.pal(8, “Dark2”))


After some years, my take on the church messages

I disappeared last two weeks for a good reason, I successfully defended my doctoral dissertation ten days ago. I am still in the middle of trying to digest the whole process. Let me please to share the title and the abstract with all of you.

“Mixed Messages: The Catholic Church and Mexico’s Uneven Local Contexts”

“This dissertation has two primary goals. It first examines the ways in which subnational political and social change influences the local teachings of the Catholic Church, producing multiple, and mixed messages within a single country. Next it explores the potential impact these distinct messages may have on those who receive them, the parishioners. For the first task, I draw on work in theology and religion and politics in Latin America to develop a theory of how and why political context at the local level exercises an influence on local churches’ messages in Mexico across four main topics: politics, moral values, social issues, and the internal organization of the church. Then, I empirically test the impact of local politics on the Catholic Church messages, analyzing an original collection of bishops’ writings and preachings. Moving to my analysis of the impact of these mixed messages, working from research on political communication, I provide a theoretical mechanism of how local churches’ messages might influence parishioners’ attitudes, and I test an association between the teachings of the Church and attitudes of those who attend church on a regular basis using public opinion surveys.”

According to Vanderbilt University standards, dissertations can make widely available in a very short period of time, in line with the new policies of open/ungated publications. Professor Jonathan T. Hiskey, my thesis adviser at Vanderbilt and I decided to take the widely open option.  I hope all of you can find my dissertation, when available in few weeks, a insightful and hopefully entertaining reading about the broader implications of religions and politics in Mexico, Latin America and other Catholic settings.

I will return to different topics on my blog during the next weeks. In the meantime, I will enjoy having a little more extra time to do all these “other things” that people usually do when thesis are over.


%d bloggers like this: